Tipos de partos

hay partos de muchos tipos, tanto difíciles, como gloriosos, de hecho, cada madre tiene un parto y experiencia diferente

El parto es un proceso que las mujeres catalogan como el más bello del mundo, pues es el momento en que la madre puede ver y sentir en brazos a su amor real al momento de salir del útero materno.

Sin embargo, hay partos de muchos tipos, tanto difíciles, como gloriosos, de hecho, cada madre tiene un parto y experiencia diferente, incluso así la madre ya haya tenido más hijos.

Hay partos que se dan de manera espontánea ya que este, inicia su proceso de manera más fácil y rápida, sin necesidad de algún procedimiento médico; A comparación de aquellos partos que son inducidos, pues estos suelen darse por falta de dilatación de la madre sin ningún índice de comenzar su proceso entre, la semana 40 y 41. Estos partos suelen ser riesgosos para el bebé ya que, el nivel amniótico puede reducirse estando el bebé todavía adentro.

También hay partos que se definen según la posición en la que se encuentre el bebé, pues esta determina si será de forma natural o por cesaría.

El parto se da normal cuando el bebé sale junto a la placenta en repetidos pujos sin necesidad de intervención quirúrgica; Sin embargo, como en todos los casos, existe su lado contrario; Está el parto laborioso o difícil, este se da cuando el bebé viene en una posición complicada o con el cordón umbilical amarrado al cuello, en este caso el médico tendrá que proceder a utilizar herramientas como Fórceps para poder auxiliar al niño.

El parto quirúrgico o como muchos lo conocemos, parto por cesárea, se puede dar por tres razones: 1. elección de la madre, (a muchas mujeres les gusta saber exactamente la fecha de nacimiento de su hijo) 2. Debido a una grave complicación con el bebé o, por este caso, el bebé intentar salir de nalgas, al no poder pasar, el niño podría comenzar a ahogarse y por última y no menos importante, 3. por recomendación del médico a mujeres que ya han tenido cesáreas anteriores. Si estas madres se someten a un parto natural, la cicatriz de sus anteriores embarazos se podría desgarrar.

Lo más benefactor para una madre sería tener un parto natural, pues su recuperación es pronta e indolora a comparación del parto inducido; A parte, el primer contacto con la madre con su hijo, después de haber tenido un parto natural, sin haber cortado el cordón umbilical, podría ayudar al momento de dar la madre la leche a su bebé.

Sin embargo, para nadie es un secreto que un parto es de las cosas más dolorosas por las que una mujer debe de pasar, por eso muchas prefieren por cesárea dado que, gracias a este tipo de parto, al momento de dar a luz, no se siente dolor y el bebé podría nacer más fácil y seguro. también porque se puede evitar el riesgo de que se escapen flujos del cuerpo de la madre a la hora de parir.

Pero no se debe de olvidar que el tiempo de recuperación de una cesárea es más largo, puede contraer infecciones del mismo hospital o es posible que la madre pueda tener problemas para amamantar a su hijo después. Un parto siempre será una experiencia única para cada mujer, es el momento más esperado por todas. Ya sea difícil o fácil, cada una resalta lo mejor y lo peor, entre risas, de ese momento

Share

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que Podemos Ayudarte?